En este momento estás viendo ¿Puedo dejar que mi perro lama mi cara?

¿Puedo dejar que mi perro lama mi cara?

  • Categoría de la entrada:Perros

¿Y si dejo que mi perro lama mi cara tendrá algún riesgo? Para los caninos esta acción de usar su lengua para dar muestras de amor, es algo natural. No obstante, estas expresiones cariñosas te pueden traer algunas consecuencias en la salud y la higiene. Pero, ¿Qué tan riesgoso es que tu perro demuestre estos cariñosos gestos?

Evitar lametones por salud

A pesar de que nuestras mascotas no transmitan ningún tipo de enfermedad grave, algunas de las que provocan pueden ser mortales. Existen bacterias que son típicas en algunos animales y las cuales suelen ser dañinas para los humanos.

Particularmente en los perros existen 600 bacterias que están alojadas en su boca, las cuales son diferentes a las que tienen los humanos. La zoonosis es un parásito que puede ser transmitido solo por los animales; y ocasiona infecciones que provocan dolencias parecidas a la neumonía en los humanos.

Por lo tanto, aunque los perros estén muy bien cuidados, higienizados, desparasitados y vacunados, en la calle o en cualquier otro lugar pueden lamer cosas. Para ponerte un ejemplo, pueden lamer excrementos, lamerse entre ellos o el simple hecho de que huelen los orines, es algo que debe alertarte.

Expresiones de cariño que ponen en riesgo tu salud

Actualmente en las redes sociales muchas personas expresan su amor por sus perros subiendo vídeos donde comparten su helado; algunos besan a sus canes tan cerca de la boca de ellos sin importarles que su salud pueda correr riesgo.

¿Puedo dejar que mi perro lama mi cara?

Por lo que es importante evitar los lametones en ojos, boca, nariz y las heridas; debido a que el contacto con la boca de nuestras mascotas puede transmitirnos bacterias, parásitos, virus e incluso hongos que pueden ocasionarnos enfermedades.

En conclusión, aunque el amor por nuestras mascotas sea inmenso, debemos cuidar nuestra salud e higiene. Por lo que podemos darle expresiones de cariño de otras formas, y enseñarlos de igual manera a ellos.

Comparte esta información